Comparte!

La imagen que Madonna posteó en Instagram donde aparece abrazada de Lady Gaga ha causado sensación y no solo por el hecho de que ambas son figuras importantes dentro de la música pop sino que representa el que dejen atrás una enemistad que surgió en 2011 por la supuesta copia de una canción.

Todo comenzó en 2011 cuando Lady Gaga estrenó la canción “Born this way”, la cual aseguraba la crítica especializada -aunada a los comentarios de la gente- que era muy similar al éxito “Express yourself” que popularizó la llamada “Reina del pop” en 1989.

El escándalo creció cuando en una entrevista con la cadena ABC, Madonna arremetió en contra de Gaga a quien calificó como “inferior” a ella.

A la joven no le quedó más que decir que su influencia era Whitney Houston, no Madonna.

Para hacer más visible la “copia” del tema, la intérprete de 60 años se le ocurrió incluir en la gira MDNA de 2012, una mezcla de “Express Yourself” y “Born This Way”, pero agregando la frase “she’s not me” (ella no soy yo) en clara referencia a que ninguna “imitadora” le llegaría a sus talones.

Ante ello, Gaga comentó en The Graham Norton Show que le sorprendía que cada noche, Madonnacantara su tema porque eso significaba que pensaba en ella mientras estaba en el escenario.

“Yo la admiré durante mucho tiempo. No me quedó clara la intención de hacer eso en su show, pero de verdad, no me importa. Jugar con los tabloides y el chisme, no es lo mío. Ella usa su voz cómo quiere y yo uso la mía como quiero», dijo en el popular programa inglés.

Cuatro años más tarde, Gaga fue enfática al señalar que ella y Madonna no tenían ningún punto de comparación y cuestionó el talento de la llamada “Chica material”.

«No quiero faltarle al respeto porque es una buena persona y es la estrella pop más grande de la historia, pero yo toco muchos instrumentos y escribo mi propia música. Me paso horas y horas al día en el estudio. Soy productora y compositora. Lo que hago es diferente. Yo no estoy simplemente ensayando para hacer un show», mencionó en radio Beats 1 con el dj Zane Lowe.

En 2017, el tema surgió nuevamente cuando Stefani Germanotta, nombre real de la intérprete de “Poker face”, lanzó su documental en Netflix, llamado Gaga: Five Foot Two, donde habla del conflicto entre ambas.

«La cuestión con Madonna y conmigo es que yo siempre la he admirado, y la seguiré admirando sin importar lo que piense de mí», explicaba la cantante.

“Soy italiana y de Nueva York, así que si tengo un problema, te lo digo en la cara. Sin importar cuánto respeto tenga por ella como artista, nunca voy a entender el que no se haya atrevido a mirarme a los ojos y decirme que era ‘inferior’ o lo que sea. Decir que soy un pedazo de mi*rda a través de los medios es como pasarme una nota en la escuela a través de un amigo», respondía.
Aunque parecía que todo se había tranquilizado, en diciembre de 2018 Madonna acusó nuevamente a la actriz de Nace una Estrella de copiarle una frase para promocionarse.

La chica de 32 años decía en las diferentes entrevistas para hablar la película con Bradley Cooper: “Puede ser que en una habitación de 100 personas, 99 no crean en ti, pero que solo es necesario una para cambiar tu vida».

Mientras que Madonna utilizó una frase similar hace 30 años en la que comentaba: “Si hay 100 personas en una habitación y a 99 de ellas les gusta (lo que hago), yo solo recuerdo a la persona que no le gustó».

Se desconoce lo que sucedió en dos meses para que Gaga haya aceptado ir a la fiesta que Madonna, organizó con motivo de la edición 91 del Oscar, donde el tema “Shallow” resultó ser la mejor canción en un filme.

Bajo la cámara del fotógrafo JR y auspiciado por la revista TIME, las cantantes lucen muy cariñosas, bajo la frase: “No te metas con las chicas italianas”, constatando el fin de una guerra de declaraciones y ante las peticiones de los fans porque hagan por fin una colaboración.