EL CANTANTE COLOMBIANO VIVE SUS DÍAS DEDICADO A LA YOGA Y LA MEDITACIÓN.

En medio de un “retiro temporal”, Maluma no midió que alguien lo interrumpiría en esta etapa de introspección.

Mientras contaba a sus fans un poco de lo que ha vivido estos días que se ha dedicado al yoga y la meditación, el galán fue interrumpido abruptamente por los ladridos de un perro.

Amante de los animales, al intérprete de Felices los 4 no le quedó de otra más que sonreír y continuar cuando el can se lo permitió.

En ese plan zen, el cantante colombiano compartió en sus redes sociales un decálogo de libertad y en donde uno de los puntos es: “Mi fuente no son los otros, es Dios”.

View this post on Instagram

Meditación con muy buena compañía 🙏🏻🐶

A post shared by MALUMA (@maluma) on