CIRUJANO PLÁSTICO DICE QUE LA CANTANTE PODRÍA HABERSE APLICADO BOTÓX Y RELLENOS FACIALES.

 

¿Qué le pasó en el rostro a Alejandra Guzmán? Esa es la pregunta que muchos se hicieron después de una transmisión de Facebook Live de la cantante, quien sorprendió con un radical aspecto físico.

La respuesta podría tenerla el cirujano plástico Alfonso Massé Sánchez, asegurando en entrevista con El Universal que la rockera podría haberse realizado algunos retoques estéticos en la cara.

“Probablemente usó bótox en la zona de la frente y alrededor de ojos, lo que conocemos como patas de gallo”, especuló el especialista. Los rellenos faciales “se usan para cubrir, disimular o ‘camuflajear’ líneas de expresión o defectos del paciente”.

La intérprete de Eternamente Bella, quien por siete años luchó en contra de los polímeros que le inyectaron en los glúteos, mostraba cambios evidentes en los pómulos, el mentón y los labios.

Alfonso Massé dijo que rellenar con ácido hialurónico, colágeno y hasta grasa del paciente de manera errónea “puede alterar la circulación, causar parálisis, deformidades o la pérdida de órganos.

“Aplicar bótox debe realizarse por cirujanos plásticos certificados. Debe haber gastado por pómulos, mentón y botox entre cinco y 70 mil pesos”, finalizó el médico al diario mexicano.