Tras polémica del chicle, JLo y Emme disfrutan de las vacaciones de primavera en Nueva York

La actriz publicó una foto de la aparente ‘salida de chicas’ que tuvo con su hija y su sobrina Lucie.

Hace unos días Jennifer fue señalada de ser «grosera» por presuntamente escupirle un chicle en la mano a su asistente.

Recientemente, Jennifer López estuvo en medio de una controversia debido a un video en el que escupe un chicle en la mano de su presunta asistente. Este gesto generó indignación entre los usuarios y algunos la consideraron «grosera».

En medio de la controversia, la estrella del pop reapareció en redes sociales junto a su hija Emme y su sobrina Lucie en lo que parece una salida de chicas.

Jennifer compartió una fotografía en la que las tres disfrutan un helado: «Vacaciones de primavera (Spring break)», es el breve mensaje que acompaña la publicación.

Lucie Wren Lopez-Goldfried es hija de Lynda, la hermana menor de Jennifer, y Adam Goldfried.

Gracias a las redes sociales de su madre se sabe que la adolescente de 15 años tiene una buena relación con su prima Emme.

Recientemente se hizo viral un video en el que se ve a la cantante escupirle un chicle en la mano a una asistente. Esto fue considerado por muchos como «falta de consideración y respeto».

Sin embargo, una usuaria llamada Tnassiri dijo ser la mujer que recibió la goma de mascar de la actriz y contó su versión para poner un alto a las especulaciones. Señaló que el incidente ocurrió en 2017 durante la filmación de ‘Second Act’ en el distrito de Flatiron, Nueva York.

«En primer lugar, sí, tengo un pañuelo en la mano. Trabajé con Jen durante varios años como su asistente de set (…) Jen suele masticar chicle antes de las escenas por respeto a sus compañeros de trabajo, así que siempre tenía servilletas y pañuelos a mano para ayudarla a desecharlos».

Antes de filmar una de las escenas, la asistente se habría acercado para no retrasar el rodaje.

«Entré rápidamente y le tendí la mano (con una servilleta) para que ella pudiera tirarlo fácilmente (…) No podía simplemente caminar hacia un bote de basura (estábamos rodeados de multitud), así que para mantener las cosas en movimiento, ‘escupir’ el chicle en la servilleta que tenía en la mano fue la mejor opción», sentenció.