Comparte!

Britney Spears ingresó a un centro de salud mental luego de que se diera a conocer que su padre, Jamie Spears, enfrenta serias complicaciones de salud.

Britney ingresó al centro hace una semana y vivirá ahí durante un mes para cuidar su estado.

“Enamórate de cuidarte a ti mismo: mente, cuerpo y espíritu”, escribió la intérprete de “Toxic” en su cuenta de Instagram recientemente.

“Todos necesitamos tomar un poco de tiempo para nosotros mismos”, agregó.

Según fuentes cercanas a la cantante, Jamie Spears ya fue operado dos veces del colon e intestino, agregando que la segunda operación tuvo algunas dificultades médicas y se encuentra delicado.

Dicha noticia llega luego de que la intérprete de 37 años anunciara que pausaría su residencia de Las Vegas para cuidar a su papá.

“No podré presentar mi nuevo show ‘Domination’. He estado esperando este show tanto tiempo para verlos a todos este año, hacer esto rompe mi corazón”, expresó en noviembre de 2018.

“Sin embargo, es importante poner a la familia primero… y esa es la decisión que tomo. Hace unos meses, mi papá casi muere en el hospital”, explicó a través de redes sociales al dar a conocer que se tomaría un descanso de los escenarios para mantenerse cerca de sus seres queridos.